Páginas vistas en total

martes, 22 de marzo de 2011

Sí, soy torpe ¿y qué?

Bueno, como comentaba ayer en una entrada del blog, lo mejor para tener buen sentido del humor es saberse reír de uno mismo.

He sido torpe y patosa toda mi vida, por lo menos desde que tengo recuerdos. Esto, cuando era niña, era fuente de gran preocupación y desasosiego para mí. Nunca me ha gustado llamar la atención, me tengo por una persona bastante discreta, pero mis meteduras de pata siempre acababan por provocar risas ajenas para gran vergüenza mía.

Os iré contando varias anécdotas que, juro y perjuro, son verídicas.

Con 16 años empecé a salir con Miguel, el que hoy en día es mi marido. Una tarde me invitó a tomar algo. Fuimos a una cafetería y yo pedí un batido de chocolate. Estuvimos hablando largo y tendido durante horas.

Hasta ahí todo bien pero, como había pasado bastante rato desde que pedí el batido, Miguel me dijo con toda su buena intención: “Uy, se te ha depositado el chocolate en el fondo del vaso”.

A mí, que estaba absorta y embobada (como la mayor parte del tiempo estoy, dicho sea de paso), no se me ocurrió otra cosa que coger el vaso y agitarlo para que se mezclara el chocolate con la leche.

Podéis imaginar donde acabó el batido…, directo a su camisa.

Me quedé de piedra y empecé a deshacerme en disculpas.

Miguel, en lugar de enfadarse, empezó a reír y yo colorada como un tomate pensando “tierra, trágame”.

Me gusta pensar que ese día fue el que se enamoró de mí: no podría aburrirse nunca con alguien tan torpe como yo… ¿no creéis?

lunes, 21 de marzo de 2011

Para que vayáis practicando...

Pues eso, para que vayáis practicando esto de la risa y el positivismo...

http://www.youtube.com/watch?v=k9iOxL4C0u8&feature=player_embedded

Descubierta una nueva aplicación de la lenalidomida

Esta sustancia, ya conocida, tendría una nueva aplicación según un equipo de investigadores de la Universidad de California.

La lenalidomida podría reparar elementos de nuestro sistema inmunológico a medida que envejecemos.

Según los científicos, esta sustancia estimula la producción de proteínas de las células inmunológicas y las reequilibra, evitando su envejecimiento. Podría prolongar el tiempo en que las personas permanecen sanas a pesar de envejecer, todo ello sin aparentes efectos secundarios.


Ver noticia completa en:
http://www.tendencias21.net/Descubren-un-medicamento-que-restablece-el-sistema-inmunologico-envejecido_a5337.html

Los optimistas viven más y mejor

Luis Rojas Marcos, profesor en New York. "En los botiquines debería ser obligatorio el sentido del humor... El sentido del humor es útil para iluminar el futuro o el pasado o para torear incongruencias... El humor ayuda a relativizar. Darwin decía que la risa era útil como ejercicio físico"


Hoy en día no es fácil defender el optimismo: hay riesgo nuclear en Japón, existen fuertes tensiones internacionales en países como Libia y nos azota la crisis económica global.


Pero los seres humanos tenemos una gran capacidad de adaptación; somos capaces de ser proactivos, superar cualquier adversidad y ver nuestro futuro con esperanza. Todos los problemas tienen solución y siempre debemos encontrar una razón para vivir y seguir adelante. En eso consiste, precisamente, el optimismo.
Hoy en día hay médicos psiquiatras que se dedican no a curar enfermedades, sino a estudiar el amor y el optimismo de manera científica para ayudar a superar problemas de la humanidad. 
Las personas optimistas siempre piensan que pueden ayudarse a sí mismos y a los demás. No tiran nunca la toalla sino que actúan. Entre el 60 y el 80% de la población se declara "optimista" y tiene actitudes positivas y constructivas; así que, SOMOS MAYORÍA !!!
Debemos aprender a valorar día a día las pequeñas metas o pequeños logros que nos marquemos. Disfrutar de la sonrisa de un niño o del viento suave que nos acaricia la piel.

Presentación

Hola, mi nombre es Mónica y soy de Barcelona.

La única pretensión al crear este blog es la de recopilar buenas noticias que pasan a nuestro alrededor, poder ofrecer un ratito de desconexión y de alegría a todas aquellas personas que están cansadas, como yo, del continuo "bombardeo" de noticias malas o deprimentes.

Porque... el mundo está lleno de excelentes personas y suceden un montón de cosas buenas o divertidas a nuestro alrededor. Sólo hay que prestar atención y darles la importancia que realmente se merecen.